Tienes amigos tóxicos?

2021-04-20 08:28:30   796 Visitas


A veces descubrimos que determinados amigos quizá no lo son tanto y hasta nos preguntamos ¿Cómo he sido amiga de esta persona durante tanto tiempo?

Los amigos tóxicos no son buenos para nuestra salud emocional e incluso para nuestra física. Si tenemos amigos que nos roban la energía es posible que sean amigos tóxicos.

Cualquier persona que nos roba la felicidad no debe estar en nuestras vidas porque sólo conseguirán hacerte daño.

NO TODAS LAS AMISTADES ESTÁN HECHAS PARA DURAR.

¿Cómo es un amigo tóxico?

Es un vampiro, te absorbe la energía

Te chantajea emocionalmente

Te hace sentir entre la espada en la pared

Aumenta tu nivel de ansiedad

Te hace sentir culpable con frecuencia

No te aporta alegría

Continuamente se está quejando

Habla mal de los demás

Producen miedo

Es sincericida, destruye desde la sinceridad.

Das y no recibes

Te juzgan

Todo es un drama

Todo es sobre ellos

¿Por qué nos cuesta tanto darnos cuenta?

Porque también tienen un lado positivo

Porque son divertidos, pero OJO, pueden usar ese “encanto” para lastimar, burlarse de los demás.

Porque forman parte de nuestra biografía

Porque creemos que es la única persona que nos entiende

Porque en relaciones cercanas, cortar la amistad duele. Un amigo tóxico tiene más probabilidades de ser aquél que ha sido amigo tuyo desde que eran niños o un amigo que te ha ayudado en momentos difíciles.

Porque en la mayoría de ocasiones, no es un acto consciente. En general, las personas tóxicas no hacen daño a propósito. Es su forma de ser y la manera en la que han aprendido a conseguir lo que quieren.

¿Qué hay detrás de los amigos tóxicos?

Para empezar podrías preguntarte ¿Será que la persona en sí misma “es tóxica” o que hemos establecido una “relación insana”? ¿Podría ser que la toxicidad surgiera en la relación y que no fuera intrínseca a la persona? Ese “amigo tóxico” con el que te encuentras en la vida diaria, puede ser un refugiado emocional que ha tenido que huir de las guerras civiles de su familia, puede haber sido víctima de abusos o malos tratos, puede ser un migrante que ha tenido que abandonar su verdadera identidad y anda buscando una mejor dónde echar raíces.

Puede ser que lo que ocurre en la relación sea expresión de algo que le ha ocurrido a esa persona en otra relación.

De forma no consciente, repetirían el patrón con el que han sido tratados: abandono, negación de su valor, manipulación, maltrato, abuso, desprecio, etc. Quizá necesitan ayuda, alimentar su ego, buscan aprobación o sanar sus heridas.

¿Qué hacemos?

Intenta no etiquetar a la persona. Considera qué te hace sentir. Valora con qué parte de ti está conectando. Permítete sentir qué te genera y cómo te afecta.

Valora si eso puede ser lo que él está sintiendo hacia sí mismo, hacia otra persona o por otro asunto. Salte de ese escenario. Busca qué es lo que necesita de ti, no de tu energía o de tu vitalidad.

Examina si quieres dárselo o no. Dáselo del modo que tú quieras, desde la DISTANCIA que te permita ser tú.

Cuando consigas conectar con una parte sana de estas personas, puedes ayudarles a entender que tienen a alguien delante, dales a conocer cómo te sientes cuando se comportan o hablan de determinada manera. Si es una persona con la que te vas a tener que relacionar intenta darle juego, animarle a que sea agradecida, hazle caer en la cuenta de lo que recibe y de las situaciones que generan ella misma. Cuenta con ella, tenla en cuenta, ten paciencia para empatizar, dale criterios de realidad, hazlo desde ti mismo. Mantén unos límites sanos.

No te dejes llevar por la negatividad de otra persona

Sí es alguien realmente negativo para ti, tienes que tomar una decisión de tomar distancia o romper Mirar al otro por quién es, no por quien quieres o esperas que sea

La mayoría de las amistades no están hechas para durar. Una gran cantidad de amistades sirven a un determinado propósito, y una vez que expira ese propósito, también lo hace la amistad.

Fuente: marthadebayle.com


Edición: Susana Ruiz

Grupo Radiza Chihuahua