Se más disciplinado

2022-01-19 10:10:34   496 Visitas


Si durante años uno de tus propósitos ha sido ser un hombre disciplinado o que lograr todo lo que se propone, pero no lo has logrado, es porque no tienes los elementos necesarios.



Es decir, el talento está presente, pero no te estás motivando a hacer lo necesario para lograr tus objetivos.

Ser un hombre disciplinado no es igual a ser uno que pasa 24 horas del día haciendo todo al mismo tiempo y que al final no obtiene nada.

Pero si lo es uno que se enfoca, que da todo de sí y que se esfuerza en el momento correcto.

A continuación, te diremos las acciones que te ayudarán a convertirte en uno:

Reglas para ser un hombre disciplinado y productivo

1. CONSTRUYE UNA RUTINA.

No solo se trata de levantarte a las 5 de la mañana, sino de tener claro cada actividad que harás en tu día.

Es importante que enlistes cada cosa que haces para así detectar las fujas de tiempo y evitar realizas actividades que no te ayudan.

Al tener una rutina establecida podrás crear hábitos que te impulsen a lograr tus objetivos y que te permitan descansar o relajarte para retomar energía.

2. ESTABLECE METAS ALCANZABLES.

Lo sabemos, quieres ser un hombre exitoso y poderoso, pero lamentablemente no lo puedes lograr de la noche a la mañana.

Por esto, necesitas enfocarte en tener metas pequeñas que con el tiempo serán peldaños que te ayudarán a llegar a la cima.

3. ELIMINA LAS TENTACIONES.

Si algo no te está aportando en tu vida, es momento de eliminarlo de ella.

Es importante de alejarte de las personas tóxicas, envidiosas o que solo se aprovechan de tu talento.

También debes evitar pasar horas en las redes sociales o en actividades que no le aportan nada valioso a tu vida.

4. NO ESPERES AL MOMENTO INDICADO.

Muchas veces, nos aferramos a creer que debemos esperarnos al lunes, a ser una fecha especial, a sentirnos 100% bien o a que todo sea perfecto.

Sin embargo, el momento indicado jamás llegará a ti. Si quieres lograr algo, debes empezar hoy, no importa si no tienes todas las herramientas para hacerlo.

Lo importante es que sueltes las expectativas y te enfoques en tus objetivos.

5. NO ALIMENTES TUS MIEDOS.

Es decir, si quieres ser más disciplinado, productivo o exitoso no te debes enfocar en lo negativo o creer que no podrás lograrlo.

Porque si lo piensas, lo atraes y te limitas.

Lo mejor que puedes hacer es trabajar en superar tus miedos o enfocarte en tus cualidades. Sí, tienes defectos, pero puedes convertirlos en una arma que te impulse y no que te limite.



Fuente: Nueva Mujer.

Edición: Susana Ruiz

Grupo Radiza Chihuahua