Tu vida te está engordando?

2021-07-18 09:22:31   951 Visitas


Todo tiene una explicación, desde la forma en la que comemos, los lugares donde se acumula la grasa y los antojos. ¡Todo está ligado a emociones!



• Cuando los kilos de más se niegan a marchar a pesar de las dietas o el ejercicio físico y vemos que aparecen más y en los lugares que más nos molesta verlos es cuando tienes que voltear a ver qué conflictos traes.

• ¿Has notado que hay hombres o mujeres que bajan de peso sin ningún esfuerzo o llevan una dieta menos estricta que la tuya y se mantienen saludables? ¿Por qué?

¿Por qué las emociones tienen tanta influencia en la salud en general y en el peso en particular? • Las emociones pueden modificar nuestra conducta alimentaria en cantidad y en calidad. El sobrepeso emocional puede afectar a bebes, niños o adultos.

Cuando hablamos de sobrepeso, debemos tener en cuenta que este puede ser de dos tipos:

• El sobrepeso puede ser por aumento y acumulación de GRASA

• El sobrepeso puede ser por aumento y acumulación de AGUA.

• La Grasa está para resistir.

• El Azúcar esta para la lucha.

• La alimentación tendrían que servirnos para recuperar las pérdidas diarias y para tener tejidos sanos.

• La palabra Alimentum viene del Latin y significa “hacer crecer”, es decir, lo que comemos está orientado a que nos desarrollemos, a introducir lo que necesitamos para vivir.

• No es lo que “nos engorda”, no tiene el sentido de comer por comer, por ansías, por gula, por diversión, o por aburrimiento, sino de crecer, de poder vivir, de estar sanos.

Hacer dieta sin eliminar la causa conflictual solo lleva a poner el organismo en estrés.

Así se relacionan las emociones con el cáncer. ¡Atentos! La Descodificación Biológica Original

• En Descodificación Biológica se observan las pequeñas o grandes situaciones de estrés que pueden estar en el origen del síntoma y la pregunta que nos hacemos es: ¿para qué es útil el síntoma? • El síntoma es la solución que ha encontrado el cuerpo para ayudar a resolver el conflicto y sobrevivir. Para nuestro inconsciente lo primero es la supervivencia personal y de la especie. Si en algún momento el inconsciente ve una amenaza y se pone en estado de peligro (real, virtual o imaginaria), pondrá todos los recursos necesarios para solucionarlo.

• Si el resultado es un aumento de peso con acumulación de grasa partiremos de ver la función que tiene la grasa en el cuerpo humano:

– Regular la temperatura corporal.

– Aislante.

– Proteger al cuerpo de golpes.

– Aportar energía.

– Proteger y aislar a los órganos (como si fuera un colchón).

– Sostén de órganos.

– Producir hormonas (particularmente en la mujer), hormonas sexuales: adiponectina, resistina, angiotensina, plasminógeno inhibidor activador, TNFα, IL-6, leptina y estradiol…

– Saciedad: leptina.

– Reproductivo y en la crianza (acumulado un 20% más que los hombres en la pelvis)

– Transporte de vitaminas A, D, E, K.

• Sea cual sea el síntoma es a la solución que ha encontrado el cuerpo para ayudarte a resolver el conflicto y para sobrevivir.

¿Para qué se engorda?

Para:

• Ser el pilar o sostener a los otros (Prestar atención al Proyecto de los padres, hijos que murieron y se dice por debilidad). La persona tiene un cuerpo ancho como una columna.

• Resistir a las agresiones del otro o protegerse de abusos o maltrato (insulina)

• Hacer frente al otro: ser fuerte. Sentirse débil ante los otros, poca cosa.

• Como protección mecánica contra golpes (maltrato) o insultos (más en niños).

• Protección térmica (falta afecto)

• Protección de la mirada del otro (ocultarse, esconderse, deformarse). Protejo la zona que siento agredida con la mirada.

• Silueta: mantenerse en estereotipos publicitarios imposibles de adaptar a los conflictos vividos. Cuando nos ponemos delante del espejo y algo no nos gusta (autoagresión porque nos da asco ver lo que vemos o dolor) entramos en estrés. Si me miro en un espejo y no me gusto entro en estrés y mi cuerpo se va a poner en posición lucha y va a guardar toda la grasa.

• Abandono (tras separaciones, divorcios o muertes en la familia)

• Ausencia: ¿Quién falta? Padres, hijos o familiares que han muerto

• Carencia, hambre (hacer reserva de nutrientes en el cuerpo) con lo que tengo no llego para sobrevivir… etc. la prioridad es no gastar y acumulan de todo.

• Miedo a la invisibilidad: ser grande para ser visible. Los padres no ven a sus hijos.

• Seducción (las curvas son provocadoras: Centroamérica, Caribe, África…) porque indican una buena condición para el embarazo.

• Gemelo perdido: se come por el otro

• Talla 36/38: Frustración por no conseguir el ideal

• Transgeneracional: ser delgado es un peligro. Tener buen peso es una solución

• Retención de líquidos: agua como edema.



Detrás de cada emoción hay una enfermedad, aquí les decimos

Cada conflicto tiene su propio origen emocional en un momento determinado, es el momento del bioshock en el que hay una necesidad no satisfecha y la persona le da un sentido.

Ejemplos:

• “me siento perdida, no veo salida…”= falta de referentes, colectores.

• «No me gusto, me doy asco…» = Conflicto de silueta.

• «Tengo que aguantar» = Resistencia.

• «Desde que no está mi madre siento un vacío enorme…» = Ausencia.

• «Todo lo tengo que hacer yo…» = Pilar

El Ser Humano tiene tres formas básicas de reservas de grasa:

• Entre la piel y la fascia superficialis (celulitis)

• Entre la fascia superficialis y la aponeurosis muscular

• Entre las vísceras y rodeando a éstas (grasa visceral)

• La celulitis es un conflicto de desvalorización de no verse guapo en una parte específica del cuerpo o estéticamente desagradable: Tengo los glúteos caídos, las piernas o abdomen flojo.

• Sobrepeso hídrico o Edema: Aparece cuando la persona tiene la sensación de «perderlo todo o tener que sobrevivir a un bombardeo o un desastre natural».

Conflictos que dan edema:

• Conflicto de derrumbe existencia (nuestra vida está en juego y se teme por el devenir en desastres naturales como terremotos, huracanes).

• Conflicto de hospitalización.

• Conflicto de desarraigo.

• Conflicto del refugiado o inmigrante (teniendo que dejar nuestra casa, nuestros amigos, nuestra familia) y quedarse sin referencias.

• Conflicto de pérdida de los medios de subsistencia (pérdida de la casa).

• Sentirse abandonado (sentirse aislado, excluido y dejado atrás).

• Hinchazón en pies, tobillos o piernas: La persona experimenta de alguna forma que el hábitat donde está es hostil o peligroso para su vida. Los escenarios que generan esta percepción son muy variados: por ejemplo, quedarse sin casa porque ya no se la alquilan, salir de la casa o del país, el no tener empleo generaba retención de líquido; la persona volvió a encontrar empleo y bajo de peso de inmediato

¿De qué va la descodificación biológica emocional? Escuchen

LA FORMA DEL CUERPO

• Nuestro cuerpo siempre está en concordancia con nuestro resentir más profundo y podemos tener una lectura sobre qué nos está diciendo con respecto a la grasa localizada.

• Cuello con papada: «protejo mi palabra» «me protejo del otro» o de un «miedo profundo de ser juzgado».

• Abdomen: en el caso de la grasa abdominal externa, los llamados michelines, habla de una persona que «protege sus emociones» o que necesita más embarazos.

• Zona lumbar: si protejo esa zona, es que hay algo en el pasado que ha sido doloroso, peligroso y no se ha sentido el apoyo de otra persona.

• Abductores: «protejo mi sexo». Podría hablarnos de alguna memoria de abuso o de relación sexual «sucia».

TIPOS DE FORMAS DE COMER

1. Picoteo: Cuando somos bebés, tener el estómago lleno significa sentirnos seguros y plenos, lo cual nos hace sentir tranquilos. Si siempre tengo necesidad de llenarme y comer, tal vez esté buscando esta sensación de seguridad.

2. Comer todo lo que hay en el plato: por creencias familiares.

3. No masticar o no tomarse el tiempo de estar por la comida: el tiempo de comer es peligroso (padres que discuten, que se enfadan con los hijos, que te comen con la mirada).

4. Atiborrarse: llenarse de comida al sentirse solo/a o frustrado/a, enfadado/a 5. Chocomanía. Para tener en cuenta: Hay ciertas sustancias que son hiperglucemiantes (por ejemplo, el alcohol o el chocolate) y otras hipertensivas (por ejemplo, el tabaco o el café): de este hecho podemos responder a esa compulsión por hacer bajar su nivel de estrés y/o para gestionar un “bajón” físico y/o físico.

6. Síndrome de alimentación nocturna: Experiencias de abusos nocturnos.

TERAPIA

• Nunca hay que focalizar en la cifra porque el inconsciente NO QUIERE PERDER. Preguntarse:

¿Qué sentido metafórico tiene acumular la grasa o el líquido en este lugar de mi cuerpo? • ¿Qué es lo que en realidad acumulo y para qué?

• ¿Por qué no dejo fluir la energía y las emociones?

• ¿Qué oculto tras la grasa?

• ¿A quién o a qué me parezco con esta imagen?

MARTHA DEBAYLE


Edición: Susana Ruiz

Grupo Radiza Chihuahua