Ley comenzó a transformar ciudad

2020-08-11 11:14:15   1360 Visitas


Hong Kong.- Han pasado menos de seis semanas desde que entró en vigor una ley de seguridad que prohíbe la secesión, la subversión y la colusión en Hong Kong. Pero ya está teniendo un efecto dramático en las esferas política, mediática y el internet de la ciudad, informó CNN.

El lunes, unos 200 agentes de policía allanaron la sede del Apple Daily, el periódico a favor de la democracia más leído de la ciudad. Varios altos ejecutivos fueron arrestados, incluido el propietario multimillonario del periódico, Jimmy Lai. La policía dijo que Lai enfrenta cargos de colusión con países extranjeros, un delito según la nueva ley.

Lai tenía fuertes lazos en Washington, particularmente con el Partido Republicano, y ha testificado ante el Congreso de Estados Unidos en el pasado.

Horas después, Agnes Chow, una política prodemocrática de 23 años, fue arrestada bajo sospecha de incitar a la secesión, otro nuevo delito. Chow es una exmiembro de Demosisto, un partido político fundado por el prominente activista Joshua Wong que se disolvió poco después de que la ley de seguridad entrara en vigor.

Otro exlíder de Demosisto, Nathan Law, ha huido al extranjero, donde lo busca la policía de Hong Kong.

A principios de este mes, una docena de candidatos a favor de la democracia no pudieron presentarse a las próximas elecciones legislativas por motivos de seguridad nacional. Poco después, las elecciones se pospusieron hasta el próximo año, lo que, según el gobierno, se debió a un aumento reciente en los casos de coronavirus en la ciudad.

Cuando se introdujo la ley de seguridad, el gobierno ofreció garantías de que la legislación tenía un alcance limitado y, en palabras de la líder de Hong Kong, Carrie Lam, solo tendría como objetivo "una minoría extremadamente pequeña de delincuentes, mientras que se protegerán la vida y la propiedad, así como varios derechos y libertades legítimos básicos que disfruta la inmensa mayoría de los ciudadanos".

Desde entonces, se han realizado 24 arrestos aplicando la ley, incluidos manifestantes y estudiantes por publicaciones en redes sociales. En términos más generales, la ley también ha obstaculizado el trabajo de varias figuras prominentes a favor de la democracia, y ahora contra uno de los periódicos más populares de la ciudad.

Eso ha generado temores de que Hong Kong se esté transformando rápidamente en una ciudad donde la oposición política está amordazada, su prensa que, alguna vez fue libre, se intimida y la disidencia en línea conlleva el riesgo de encarcelamiento.

Edición: Susana Ruiz

Grupo Radiza Chihuahua