La Caldera

2020-03-26 08:27:15   644 Visitas


Por: Redacción Estatal

*AGANDALLAN LA BOQUILLA EN PLENA PANDEMIA

COMO un mal chiste cayó ayer por la noche, la noticia de que elementos de la Guardia Nacional estaban apostados en la presa la Boquilla para violentar el acuerdo que había llegado la CONAGUA con los agricultores de la zona centro sur del estado.

Aprovechando la cuarentena y la pandemia por el COVID-19, el gobierno de Andrés Manuel Lopez Obrador, operó una estrategia a las sombras para arrebatarle el agua a Chihuahua.

Con cuarentena sin duda los agricultores van a salir a las calles a exigir una explicación a las autoridades quienes rompieron pactos para satisfacer los negocios particulares y aspiraciones de algunos que quieren gobernar aquel estado por parte de MORENA.

Ventajosos y aprovechados fue como actuó el gobierno con la acción realizada ayer por la noche, a sabiendas de que la ciudadanía en general está preocupada por la crisis epidemiológica que se vive en todo el país.

La región, sin el vital líquido complicará el ciclo agrícola el cual estará en riesgo por la falta de agua.




*MAGISTRADO ACABARÍA CON CORRAL

EL ARRESTO y violación del fuero constitucional del Magistrado, Jorge Ramírez Alvídrez, va a tener consecuencias que podrían concluir con la destitución o inhabilitación del propio gobernador de estado, Javier Corral Jurado, por ser el responsable del Poder Ejecutivo, quien efectuó la detención.

Desde luego, al parecer vendrá un largo proceso legal que inicia con la comparecencia ante el juez federal desde el gobernador, el Fiscal General del Estado, César Augusto Peniche, y el consejero jurídico Jorge Espinoza, quien por cierto, acusó al juez de ser corrupto, sin demostrar su dicho.

Por otra parte, en cuanto el desafuero llevado a cabo por el Congreso del Estado, ahora, si en realidad quieren acatar la orden judicial, de entrada, tienen que llamar a más tardar la semana entrante, a Sesión del Pleno, y anule el proceso que le quitó el fuero al Magistrado.

Para decirlo en palabras claras, esas son las acciones mínimas mandatadas; de si cumplen o no y las formas en que se realicen, dependerá si el juez da vista a la Fiscalía General de la República y esta inicie otro proceso que podría acabar en la Suprema Corte y/o el Congreso de la Unión, en caso de juicio político, pero ahora en contra del gobernador, en donde el fondo fue la violación constitución que se cometió en contra del Magistrado.

El Congreso debe retractarse y acatar el fallo, pues no hay autonomía ni cosas de esas que ahora alegan algunos diputados, pues la orden judicial es para cumplirse si o sí o para inconformarse, nunca para desobedecer, el Pleno decidirá, si siguen como van la cárcel les puede esperar, dicho por supuesto por especialistas.

Por la vía del Magistrado podría correr de manera paralela un proceso similar en contra del Ejecutivo y Legislativo, pero también, puede ir por la vía civil por daños a la moral, por haber sido detenido, vestido de reo, fotografiado y habérsele tomado las huellas y otros datos, cuando todo mundo -quienes participaron en las acciones del domingo- tenían conocimiento que se trataba de un Magistrado con fuero constitucional.

Esos 10 millones de pesos que dicen que desvío, no van a ser suficientes para reparar el daño, claro si la justicia federal le quita lo provisional al amparo y le concede de manera definitiva.

Que problemón para los poderes involucrados, por un acto de soberbia, suponemos que la excusa de ignorancia no cabe.




*EL TSJ GUARDA SILENCIO PARA CONSERVAR LA NÓMINA

POR otra parte llama la atención el sospechoso silencio de jueces y magistrados del Superior Tribunal de Justicia, quienes no se han manifestado ni siquiera en WhatsApp, cuando es detenido, uno de los suyos, le violan el fuero constitucional y demás garantías.

No se trata de que sea Ramírez, Pérez o cualquier otro magistrado. El atropello es un hecho y es una la violación a la investidura, esa que juraron y protestaron defender o, sí no que se les demandara.

Pablo Héctor González Villalobos, presidente del Superior Tribunal de Justicia, debería encabezar una batalla en lo jurídico, en lo político y en justicia, en defensa del atropello de quien fue víctima de uno de los magistrados y en contra del Poder Judicial… Pero el silencio y sujeción permanece.

La nómina también convierte en ciega la justicia. Qué esperamos los comunes mortales.









Tu opinión nos interesa, si tienes un comentario o algo que divulgar estamos para escucharte en [email protected]


Edición: Samuel García

Grupo Radiza Chihuahua