La salsa

2020-03-25 08:37:22   416 Visitas


Por: Rubén Valles Mata



*Aquí y allá, en cualquier parte

El Presidente de Francia hizo una metáfora por la crisis mundial por el Coronavirus, dijo que la reacción de las naciones es como si estuviéramos en guerra, solo que en esta guerra no hay un enemigo armado, con miles de hombres en un pelotón, es un virus el que nos tiene atrincherados en nuestras casas, aquí y allá, en cualquier parte, nadie escapa en este mundo a la pandemia.

Agregaría a esta idea, que hoy la solución no son las armas nucleares en las que varios Gobiernos han invertido tantos millones, no son los misiles, las armas de alto calibre que incluso en momentos de unidad humana algunos utilizan para exterminarse, buscando poder y dinero, aquí y allá, en cualquier parte.

Aunque parezca simple, la solución principal contra el Coronavirus está en la voluntad de cada ciudadano del mundo, es no exponerse a multitudes, a grupos, es quedarse en casa y salir solo lo necesario, lo demás, la cura a los contagiados, es cosa de las autoridades, de los científicos, médicos y para los creyentes, un ser superior, eso aquí y allá, en cualquier lado.

Esta situación nos toca vivir, es el reto colectivo más grande para nuestra generación, cuántos hermanos nos va a quitar el COVID19, estamos aún lejos de saberlo, porque como en la guerra, los frentes de batalla son muchos, aunque estamos en la era de la información, las cifras crecen cada día, cada hora, quizá cada minuto.

Cuál es la perspectiva individual de esta crisis?, cada cabeza es un mundo pero hay un solo mundo para todas esas cabezas, la invitación es a tomar el lado positivo de las cosas, esa postura que nos ayuda a buscar soluciones, que activa los mecanismos de defensa, que supera obstáculos, que nos permite ver de frente y no hacia atrás.

No es bueno suponer, en la era de la información lo que sobra es contenido, hay que saber elegirlo, incorporarlo a la toma de decisiones asertivas, “buscando el cómo sí”, el cómo sí vencer el miedo, la ansiedad, las necesidades básicas de alimentación, salud e higiene; el cómo sí seguirle de frente sin lamentos, sin drama; el cómo sí mantener salud emocional.

De aquí al 20 de abril no habrá clases en las escuelas, celebraciones en los templos, música en los salones de baile, ruido en los antros, días de campo, el Gobierno y sus instituciones nos han convocado a una cuarentena voluntaria, voluntaria porque no hay sanción a quien no atienda el llamado, salvo el pago de nuestros propios errores.

Hay quienes no pueden detener su ritmo de trabajo, son necesarios, indispensables para sostener la crisis, médicos, enfermeras, bomberos, militares, choferes de ambulancia, socorristas, comercializadores de alimentos, autoridades, todos al frente de una estrategia común, son los menos quienes protegen a los más, en esta pandemia “cada quien debe jugar su posición”.

El Gobernador envió el pasado lunes un claro mensaje a los habitantes de Chihuahua, localmente lo han hecho nuestros líderes los alcaldes de Delicias, Saucillo, Meoqui, Rosales y Camargo, confiemos en ellos, en sus decisiones, atendamos sus recomendaciones, porque la crisis mayor está por venir, aquí, allá, en cualquier parte.

Amigos nuestros, por hoy es todo, ay mañana a ver qué pasa.







Edición: Abigail Serna

Grupo Radiza Chihuahua