Denuncia violador y la suspenden

2019-10-08 11:38:50   1743 Visitas


Maine, Estados Unidos.- Aela Mansmann tuvo cuidado de no mencionar el nombre de ninguna persona. “Hay un violador en nuestra escuela y ustedes saben quién es”, según escribió en notas adhesivas amarillas, dejándolas en las paredes del baño en su escuela preparatoria de Maine. La adolescente de 15 años sintió que los administradores no habían estado haciendo lo suficiente para responder a las acusaciones de agresión sexual, y esperaba que su pequeño acto de protesta iniciara una conversación, publicó The Washington Post.

En cambio, su escuela la suspendió, diciendo que las notas anónimas equivalían a un acto de intimidación.

“Definitivamente me da vergüenza decir que voy a Cape Elizabeth High School”, dijo Mansmann a WGME el lunes, cuando decenas de estudiantes se salieron de clase para protestar en contra del castigo que recibió.

Aunque solo es una estudiante de segundo año, Mansmann ya se ha dado a conocer como activista, ganando premios por su lucha en contra del acoso sexual y la agresión, y ayudando a liderar una cumbre de adolescentes en contra la violencia sexual. Recientemente, Mansmann le dijo al Portland Press Herald que se sintió frustrada después de hablar con estudiantes de Cape Elizabeth High School, quienes sintieron que los administradores de la escuela los habían ignorado después de presentar denuncias de agresión sexual.

“En el día a día sentimos que nadie nos cree”, dijo Mansmann a WCSH. “No nos sentimos apoyados”.

El 16 de septiembre, ella y otras estudiantes decoraron dos baños de mujeres con notas adhesivas escritas a mano, advirtiendo que había un violador en el plantel. Mansmann dijo que la intención era llamar la atención sobre varios incidentes en los que algunas estudiantes fueron presuntamente agredidas sexualmente, aunque no está claro si las notas tenían la intención de señalar a un perpetrador específico. (Los funcionarios niegan que haya un violador inscrito en la escuela).

Desde el principio, Mansmann admitió que ella era responsable de las notas anónimas. Su madre, Shael Norris, le dijo al Press Herald que los funcionarios escolares le aseguraron que la adolescente no sería castigada. Luego, el viernes por la mañana, el periódico publicó un extenso artículo sobre las inquietudes de los estudiantes en torno al manejo de los casos de agresión sexual. El artículo también citó a Mansmann y mencionó las notas adhesivas.

“Cape Elizabeth High School no es especial, la agresión sexual ocurre en todas partes”, escribió Mansmann en Facebook, compartiendo el artículo en su muro. “Pero al igual que cualquier otra escuela, tenemos trabajo que hacer”.

Más tarde ese día, la sacaron de la clase y le informaron que la iban a suspender por tres días. “Me dijeron que alguien había denunciado que los estaba acosando”, dijo Mansmann al Press Herald. “Entonces pensé, ¿por qué esta persona se auto-identifica como el (presunto) violador?”

Edición: Susana Ruiz

Grupo Radiza Chihuahua