Debemos ser felices, no perfectos

2019-06-12 11:29:41   666 Visitas


Muchas veces vemos problemas en donde no los hay, nos complicamos y amargamos la vida con asuntos que no son nuestros o que no están en nuestras manos.

Queremos que nuestra vida sea perfecta y ese es el problema de todo, debemos ser felices y no perfectos.

Sí, todos podemos lograr el éxito y ser felices, probablemente ya lo somos, pero no nos hemos dado cuenta de la maravillosa vida que tenemos.

1. DESEARLO TODO. Tener metas y querer superarte día a día es bueno, sin embargo, si tú deseas TODO y lo quieres más cuando alguien más lo tiene, te estás dejando llevar por la envidia.

Recuerda que hay oportunidades y lugar para todos, enfoca tus metas en lo que tú deseas y en ser mejor persona de lo que eras ayer.

2. QUERER SER PERFECTO.

Deja de atormentare con estereotipos, no necesitas cambiar radicalmente para gustarle o caerle bien a alguien.

Olvídate de la perfección y enfócate en ser más feliz contigo mismo.

3. AFERRARTE.

Si la vida ya te dijo a gritos que algo no es para ti, hazle caso, no te aferres a alguien que solo te hace sufrir y no te valora.

Merece más, tenlo presente todo el tiempo.

4. VER EL VASO MEDIO VACÍO.

Sí, los momentos malos también deben estar presente en tu vida, pero no los veas como el fin del mundo, toma las cosas de forma positiva, y ve el vaso medio lleno.

5. MENOSPRECIAR UN DÍA. Los lunes son un día más de la semana, no te amargues creyendo que en ellos todo saldrá mal, ten presente que tu mente es muy poderosa y te puede terminar dando todo eso que odias.

6. SER IRRESPONSABLE.

Todos tus actos tienen una consecuencia, así que no finjas demencia cuando la vida te cobre tus maldades. Sé más responsable y de consiente de tus acciones.

7. NO VALORAR LOS “PEQUEÑOS” DETALLES.

Piénsalo, estás vivo y sano, tienes un hogar, una familia que te ama, amigos que están ahí para ti, un trabajo, un amor y a ti mismo, tienes más de lo que crees.

No te preocupes por el pasado ni por el futuro, disfruta del hoy y sé más feliz, así podrás de dejar de amargarte la vida y ver tu verdadera felicidad.

Deja de ser un hombre amargado y comienza a ver las cosas de forma positiva, si vives la vida con mala cara, nadie querrá acercarte a ti.

Edición: Susana Ruiz

Grupo Radiza Chihuahua