El primer corazón con tejido humano impreso en 3D

2019-04-15 17:28:37   467 Visitas


Israel.- Científicos de la Universidad de Tel Aviv consiguieron diseñar e imprimir un corazón en 3D usando materiales biológicos provenientes de un paciente, de modo que el diseño permitiría mejorar la recepción del órgano cuando se requiera un trasplante.

Hasta el momento se había logrado la construcción de tejidos con vasos sanguíneos simples, pero esta es la primera vez que se consigue el diseño e impresión en 3D de un órgano complejo como es el corazón, señaló Tal Dvir, especialista de la Escuela de Biología Celular Molecular y Biotecnología, de la Universidad de Tel Aviv.

"Esta es la primera vez que alguien logra diseñar e imprimir exitosamente un corazón completo con células, vasos sanguíneos, ventrículos y cámaras”. Tal Dvir, especialista de la Escuela de Biología Celular Molecular y Biotecnología

El diseño de órganos complejos y su impresión en 3D se ubica en el campo de la medicina regenerativa. La impresión del corazón anunciado por la Universidad de Tel Aviv se hizo a partir de tejidos provenientes del paciente.

Este corazón está hecho de células humanas y materiales biológicos específicos provenientes del paciente; los materiales sirven como enlace biológico entre el cuerpo del paciente y los azúcares y proteínas que pueden ser usados para imprimir en 3D modelos complejos”. Tal Dvir, especialista de la Escuela de Biología Celular Molecular y Biotecnología

Este avance científico podría ayudar a salvar vidas en todo el mundo, ya que revolucionaría los tratamientos médicos cuando se trata de trasplantes y podría cerrar las puertas al mercado negro de órganos.

El corazón diseñado por los científicos de Tel Aviv únicamente se ha impreso para que sea apto para un conejo, pero dadas las características del mismo podrá trabajarse para el ser humano usando la misma tecnología.

De acuerdo con el equipo encargado del proyecto, el uso de material orgánico proveniente del paciente que recibiría el trasplante es indispensable para que la recepción del órgano nuevo sea exitosa. No obstante, reconocieron que faltarían 10 años antes de que sea un tratamiento rutinario.

Edición: Jennifer Valenzuela

Grupo Radiza Chihuahua