Fallece autor de la mejor atajada del siglo

2019-02-12 09:37:45   443 Visitas


Inglaterra.- Gordon Banks, portero inglés que participó en la conquista de la Copa del Mundo de 1966, y quien fue el autor de la mejor atajada del siglo, falleció este martes a los 81 años.

“Con mucho pesar anunciamos que Gordon falleció pacíficamente”, comunicó la familia del guardameta inglés.

“Estamos devastados con su pérdida, pero tenemos muchos grandes recuerdos y no podríamos estar más orgullosos de él”, agregaron.

Banks fue uno de los integrantes de la selección inglesa que se hizo con la Copa del Mundo de 1966 jugada en suelo propio, el único gran trofeo internacional conquistado por los Tres Leones.


Una de sus imágenes más icónicas es la parada que le realizó a Pelé en el Mundial de 1970, cuando se estiró abajo, junto a uno de los palos, para salvar un cabezazo del astro brasileño. Esta es considerada una de las mejores paradas de la historia del futbol. Banks participó en 73 partidos con Inglaterra y a lo largo de su carrera defendió los colores del Chesterfield, el Leicester City y el Stoke City.

En 1972 sufrió un accidente de tráfico que le provocó la pérdida de visión en el ojo derecho y con ello terminar con su carrera profesional.

Es sencillamente la mejor atajada en la historia del futbol, el deporte más popular del mundo. Y ocurrió en el Estadio Jalisco.

El 7 de junio de 1970 nuestro país vibraba con la fase de grupos del Mundial. En Guadalajara el entonces campeón del mundo, Inglaterra, compartía sector con Brasil, el gran candidato que tenía como estandarte a Pelé, el considerado por muchos como mejor jugador de todos los tiempos.

El choque fue excelente por su calidad, pero quedó inmortalizado por una sola jugada:

En el primer tiempo Jairzinho se escapó por la banda derecha de Terry Cooper ante la desesperación de Bobby Moore.

Su centro lo remató con un salto descomunal Pelé, con balón picado como bala y todos en el Jalisco cantando el gol.

Entonces apareció la silueta del felino Gordon Banks, que nadie esperaba porque el cabezazo era imparable a golpe de vista.

Pero sí fue parable, lo demostró Banks con el lance de la centuria, con la parada de todos los tiempos, con la Atajada del Siglo.

Edición: Carlos Vega

Grupo Radiza Chihuahua