Asegura que China ocultó datos

2020-07-12 08:22:53   2023 Visitas


Estados Unidos.- La científica Li-Meng Yan, aseguró que el gobierno chino sabía del nuevo coronavirus tiempo antes de anunciar oficialmente sobre el brote ocurrido en Wuhan. La viróloga de la Universidad de Salud Pública de Hong Kong, al darse cuenta de la situación tenía que hacer lo posible por decir lo sabía del coronavirus al mundo.



Al no poder decirlo en su país, había planeado su escape, la cual voló con destino a los Estados Unidos.

Li-Meng Yan dio una entrevista a FOX News, donde contó cómo sus superiores silenciaron su investigación sobre el coronavirus, la cual lo investigado si hubiera sido revelado a tiempo, podría haber ayudado a salvar vidas.

Indicó que fueron ellos quienes tuvieron la obligación de informarle al mundo, pues hay un estatus como laboratorio de referencia de la Organización Mundial de la Salud, el cual se especializa en virus de la influenza y pandemias.

La viróloga que huyó de sus país y ahora exiliada en Estados Unidos, señaló al gobierno de su país, pues dijo que está trabajando para destruir su reputación, además acusó a las autoridades de lanza un ciberataque en su contra para silenciarla. “La razón por la que vine a los Estados Unidos es porque tengo que dar el mensaje de la verdad sobre el COVID-19”, indicó.

Señaló que si en China intentaba contar su historia hubiera terminado desaparecida o asesinada.

En el 2019, Lin-Meng recibió un pedido del doctor Leo Poon su supervisor y consultor de la OMS, para llevar a cabo adelante una investigación secreta sobre coronavirus parecido al SARS que había surgido en China a finales de ese año.

Además dijo ser una de las primeras científicas del mundo en estudiar al nuevo coronavirus, y señaló que el gobierno chino no permitió a expertos extranjeros que investiguen en China.

“El gobierno de China se negó a permitir que los expertos extranjeros, incluidos los de Hong Kong, investiguen en China”, dijo.



Mencionó que un amigo científico del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedad de China, conocía de cerca los cosas y supuestamente le dijo el pasado 31 de diciembre sobre la transmisión del virus de persona a persona, mucho antes de que China o la OMS admitiera que dicha propagación era posible.

Yan comenzó a recibir amenazas para que dejara de investigar, luego de compartir información con un bloguero de Hong Kong que vivía en Estados Unidos, por lo que decidió dejar su país y se fue a Los Ángeles el pasado 28 de abril para no regresar.

La Universidad de Hong Kong, donde trabajaba, ante las acusaciones de Li-Meng Yanm eliminó su página de internet y publicó un comunicado donde informaba que ya no era miembro del equipo. A pesar de esto, la viróloga indicó que seguirá informando de los resultados de su investigación, y probaría que China no dijo toda la verdad sobre el coronavirus.

La científica dijo que el gobierno llegó hasta su ciudad natal de Qingdao, donde destrozaron su pequeño hogar e interrogaron a sus padres. Su familia le pidió que volviera y le rogó que deje de lado las investigaciones.

Li-Meng Yan cree que su vida está en peligro, teme que nunca podrá volver a su casa y vive con la sensación de que nunca más podrá ver a sus amigos o familiares.


Edición: Susana Ruiz

Grupo Radiza Chihuahua