Consejos para después de tatuarte

2019-12-07 09:09:08   1002 Visitas


Por si piensas rayarte... Los cuidados después de hacerte un tatuaje son indispensables para que tu piel sane pronto y tu tatuaje luzca impecable.

Piénsalo así: un tatuaje nuevo es esencialmente una gran herida en tu piel, abierta a todo tipo de gérmenes y bacterias que pueden complicarlo todo.

Los procedimientos correctos de cuidado posterior aseguran que el área tatuada de la piel permanezca libre de infecciones y que el tiempo curación sea lo más rápido y eficiente posible.

El sitio especializado en tatuajes, Authority Tattoo, reunió las recomendaciones de los mejores artistas de tatuaje que no en todos los estudios te dicen:

Deja el vendaje o envoltura hasta que se lo indique tu artista

Puede que algunos artistas te pidan que dejes tu vendaje solo por una hora, pero también hay otros que te pedirán que lo mantenga durante todo un día.

Tu tatuador sabe mejor qué período de tiempo es mejor para ti, así que escucha sus consejos.

Lava bien tu tatuaje después de quitar el vendaje o envoltura

Lava con cuidado usando agua tibia y un jabón neutro sin perfume y sin alcohol para eliminar el exceso de sangre seca y plasma.

Seca tu tatuaje después de limpiarlo

Usa una toalla, de preferencia de papel, para secar tu tatuaje acariciando suavemente el área. ¡No frotes!

Aplica una fina capa de pomada regeneradora con dexpanthenol

La crema regeneradora ayudará a humectar, proteger de agresiones externas y a restaurar la herida más pronto.

Repite el proceso de limpieza dos a tres veces al día, hasta que el tatuaje esté completamente curado

Recuerda que tu tatuaje no está completamente a salvo de gérmenes y bacterias hasta que haya terminado completamente de pelarse, y eso toma de dos a cuatro semanas.

No arranques los pellejitos ni costras

Retirar esos residuos puede retrasar la curación, causar desvanecimiento del tatuaje y aumentar las posibilidades de infección. La crema con dexpanthenol también ayuda a c

Mantente alejada del sol

No expongas tu nuevo tatuaje a la luz solar intensa y no apliques ningún protector en el área hasta que se haya curado por completo.

Mantente alejada del agua de albercas, tinas, lagos o mares

Todos los cuerpos de agua pueden contener bacterias desagradables que pueden arruinar un nuevo tatuaje si no tienes cuidado. Las duchas cortas son lo más recomendable.

No te rasques

Al rascarte, puedes quitar fácilmente varias costras y muchos trozos de piel pelada al mismo tiempo.

Esto puede afectar grandes cantidades de tinta, haciendo que tu tatuaje se vea irregular, y probablemente necesitarás un retoque sobre el área dañada. Más dolor y dinero que bien te puedes ahorrar.

Continúa cuidando tu tatuaje una vez que haya sanado

Una vez curado, mantén tu tatuaje bien protegido del sol con bloqueador y asegúrate de hidratarlo regularmente con crema.

Fuente: Excelsior

Edición: Susana Ruiz

Grupo Radiza Chihuahua