Sección: Tips

Regala tiempo, no cosas

Viernes, 9 de Febrero de 2018 08:07
Visitas: 964Comparte en:

De niños hacíamos manualidades para nuestros padres como parte de las actividades del colegio, pero al crecer, dejamos de hacerlo. De la misma manera, es fácil mostrarse detallista con la pareja al iniciar una relación, pero con los años, esas iniciativas van quedando en el olvido. Por eso, vale la pena recordar que las personas a las que queremos siguen apreciando que les hagamos saber cuánto significan para nosotros. Este San Valentín, regala lo mejor de ti a tu familia.

1. Escribe una carta

Nada como un regalo hecho a mano. Quizá no seas hábil para las manualidades, pero no se requiere de dotes artísticas para redactar, de tu puño y letra, una carta. Lo valioso de la comunicación escrita es que conlleva suficiente tiempo como para permitirnos reflexionar en torno a nuestros sentimientos y pensamientos para luego plasmarlo en papel de una manera más sincera que lo que a veces nos atrevemos a decir. Hay mucho que agradecer a los seres queridos: desde su apoyo incondicional hasta los buenos momentos. También hay cualidades que admiramos en ellos aunque no solamos expresarlo con frecuencia y, lo que es más, a veces hay situaciones por las que es necesario disculparnos para reconectarnos y recuperar la cercanía.

2. Haz algo inesperado

De vez en cuando, es genial sorprender a nuestros seres queridos con una iniciativa que nos permita convivir por 1 día antero de manera distinta. Quizá puedas encargarte de organizar un día de campo en algún lugar con un paisaje inspirador –como la Hacienda de Chautla, el Desierto de los Leones o algún otro entorno natural o histórico donde esté permitido organizar este tipo de reuniones–. Planea todo a partir de los gustos de tu familia para que cada uno sepa que pensaste en ellos al organizarlo –por ejemplo, lleva el vino favorito de tu hermano y un platillo exclusivo para tu sobrina vegetariana–.

3. Prepara un regalo musical

Haz una lista de las canciones favoritas de tus seres queridos y grábalas todas en un CD. Sí, es un regalo clásico de la década de los 90, pero esos regalos valían la pena porque había que dedicarles tiempo. Pon en el libreto de portada el nombre de cada canción y el nombre de la persona a la que representa, para que todos tengan un recuerdo especial de los demás y puedan pensar en ellos al escuchar las melodías.

4. Organiza una sesión de fotos

Puedes contratar a un fotógrafo para esto pero, si no quieres gastar, basta con conseguir una cámara con tripié y temporizador. Busca en internet fotografías originales de familias y toma nota de la forma en que todos posaron. Elige un sitio que sirva como escenario y pide a toda tu familia que se vista de colores específicos o de alguna manera especial. Luego, dirige una serie de tomas con diversas perspectivas para hacer varias fotos. Además de que se divertirán durante el tiempo que dure la sesión de fotos, después podrán compartir el recuerdo mediante la creación de un álbum digital.

5. Hagan su propio baúl de recuerdos

Ponte de acuerdo con tu familia para conseguir recuerdos de cada uno, así como de sus antepasados. Reúnanse para contar historias en torno a cada persona o cada objeto y guárdenlos en un baúl. Establezcan cada año una fecha para reabrir el baúl y añadir nuevos recuerdos, además de volver a ver los pasados. Será una manera de compartir tiempo y preservar la memoria de todos a través de las generaciones.

Edición: Eduardo Luna

Grupo Radiza Chihuahua


Más de Tips