Miedo de hablar en público?

2020-10-24 12:24:59   372 Visitas


Es frecuente que en los trabajos de la actualidad se nos pida dar una conferencia o una simple charla en un escenario o frente a muchas personas.



También es común que esto nos llene de un profundo pavor a equivocarnos. Y nuestra mente puede jugar en nuestra contra.

Te recomendamos 5 ejercicios para para que hablar en público sea todo un disfrute y no algo a lo que temer.

Debemos alisar nuestros tics, los momentos en los que nos trabamos o por qué tenemos miedo. También es posible que nos preguntemos qué tanto más pasaría si nos equivocáramos.

Pero lo más efectivo es estar seguros a la hora de hablar y esto es posible con algunas prácticas que podemos hacer desde la casa.

Ejercicios para practicar hablar en público

Como te dijimos, aunque a algunas personas les resulte normal y se sientan completamente preparada, a la mayoría no entra un poco de nerviosismo a la hora de hablar en público. Para combatir este problema te recomendamos los siguientes ejercicios.

1.- Conversa frente a un espejo

Colócate en un espejo y simula tener una conversación con alguien. Trata de imaginarte que te hacen preguntas y respóndelas. Práctica dar un discurso mientras te miras. Fíjate a través del espejo cuáles son tus expresiones faciales y adáptalas al tema del tono del discurso que piensa dar. De esta manera lograrás que tu punto de vista pueda captar la atención de la audiencia frente a la que tienes que hablar.

2.- Habla con una pared

Uno de los aspectos que más nos sabotean el hablar en público son nuestras expresiones y reacciones faciales. Hablar con una pared durante dos minutos seguidos. Esto te ayudará a lograr una conversación completa con el mismo grado de energía y volumen que aspiras a usar en la vida real. Podrás hablar en público con total normalidad, incluso si este no se encuentra sonriendo.

3.- Fílmate a ti misma

Una de las formas más eficaces de hablar en público y que tu discurso resulte exitoso es mirarte a ti misma mientras hablas. No hay una mejor manera que grabarte con una cámara de video antes de dar la conferencia o la charla que tengas que dar. Observa detenidamente qué es lo que no te gusta y en qué aspectos puedes mejorar. Mira primero el video con audio y luego en silencio. Así podrás analizar tu tono de voz tus expresiones faciales para mejorarlas.

4.- Mira videos que te inspiren

En el internet a centenares de video de personas dando una conferencia o dirigiéndose a un gran grupo de personas. Observa a los otros oradores para distinguir lo que hacen con su vos y su lenguaje corporal para captar a su audiencia. Anota cinco cosas que lograron hacer bien y ponlas en práctica tu misma.

5.- Cuenta tus tics

Bien sea cuando hables con el espejo, con la pared o verte en el filme que hiciste, es importante que cuentes las veces que utlizas tics verbales y tratar de eliminarlos lo más que puedes. Las palabras de relleno como “de hecho”, “por lo tanto”, “uh”, no transmiten mucha seguridad a la audiencia.

Hablar en público de una manera clara y sin muletillas te contribuirá a que tu intervención sea perfecta y poco a poco irás perdiendo tu temor a hablar en público.



Fuente: Nueva Mujer.

Edición: Susana Ruiz

Grupo Radiza Chihuahua