Ser solitario te hace destacar

2020-08-01 08:19:48   356 Visitas


Incomprendidas por muchos, las personas a las que les gusta estar solos tienen varias características especiales que les hacen destacar de los demás. ¡Conozca las principales!



El ser humano es un ser social por naturaleza. Pasamos gran parte de nuestro tiempo en compañía de otras personas, principalmente durante los momentos de ocio. Por eso, mucha gente no se siente cómoda de ir al cine, viajar o salir para cenar solo.

A menudo quien disfruta estar solo es incomprendido porque creemos erróneamente que este tipo de gente es rara, depresiva, triste y sin atractivos y por esto nadie se acerca de ellos.

Nos olvidamos que no es lo mismo sentirse solo de estar solo por elección. Puedes, por ejemplo, estar en una fiesta llena de gente y sentir una soledad enorme. O estar en la playa solo y sentirte feliz y tranquilo.

Para muchas personas la soledad es un placer. Disfrutan de sus propias compañías, no se sienten tristes por estar solas en casa un sábado a la noche y adoran estar en contacto consigo mismas. Estas personas suelen tener la autoestima más alta, son seguras y más reflexivas.



¿Quieres saber más? Te presentamos abajo las 7 principales características de las personas que prefieren estar solas.

1. Tienen la mente abierta

El hecho de que les gusta estar solas, no significa que estas personas sean conservadoras o rígidas. En la mayoría de los casos, son personas aventureras, que les encanta probar algo nuevo o hacer alguna actividad diferente.

Además, ser de mente abierta les posibilita tener ideas más flexibles y, por lo tanto, adaptarse más fácilmente a el mundo cambiante en lo cual vivimos.

2. Valoran más las amistades

Son personas que no suelen tener muchos amigos porque son más selectivas a la hora de establecer nuevos lazos de amistad. Tienen pocos y buenos amigos.

Pueden tomarse más tiempo para sentirse cómodas para ser espontáneas y abiertas a nuevas relaciones. Pero una vez que se supera esta barrera, son muy leales, puesto que les importa cultivar conexiones profundas. Les resulta fácil guardar secretos porque valoran la privacidad personal.

También respetan los límites entre ellos y los demás porque valoran la individualidad. Saben cuándo retroceder para que los otros tengan su propio espacio.

3. Son corajosas

Son personas que tienen confianza para hacer muchas actividades y a probar nuevos pasatiempos. Suelen estar acostumbradas a enfrentar sus miedos, problemas y puntos débiles de frente, lo que es una señal de fuerza y valentía.

Y como siempre tienen un contacto íntimo con su interior, les resulta más fácil encontrar el equilibrio necesario para lidiar con las adversidades de la vida. Son más resilientes.

4. Saben el valor del tiempo

Personas que les gusta estar solas suelen administrar de manera más efectiva las tareas cotidianas. Saben que el tiempo es algo precioso, que debe ser bien aprovechado. No pierden tiempo con tonterías. Suelen ser más productivas y tienen una alta capacidad de concentración.

Son puntuales y no toleran la gente que siempre va tarde.

5. Se autoconocen Cuando estamos solos, es más fácil observar y reflexionar. Luego, las personas que les gusta estar solas tienen un nivel más elevado de autoconocimiento. Tienen mayor consciencia de sus fortalezas y debilidades y por esto es más probable que logren sus metas.

Estar solas les da la oportunidad de pensar mucho sobre la vida, de definir caminos y de enfocar en lo que realmente importa.

6. Son empáticas

Son más hábiles a la hora de comprender lo que se pasa con los demás y no juzgan las otras personas. Saben ver más allá. Aprecian la belleza interior y no sólo la apariencia física.

Son más atentas al comportamiento de los otros y saben cuando algo no va bien. Además, como tienen más empatía, tienen facilidad de ver el lado positivo de cada situación, buscando ayudar a las otras personas de una forma práctica y consciente.

7. No tienen miedo al rechazo

Son autoconfiantes y no buscan la constante aprobación de los demás. Como estas personas saben que pueden ser felices solas, no deben nada a nadie y por esto no sienten miedo de ser rechazadas.

Saben decir no cuando es necesario, son muy fieles a sus valores y jamas hacen o dicen algo solo para complacer el otro.



Fuente: Psico.mx

Edición: Susana Ruiz

Grupo Radiza Chihuahua