Sección Tips

Pon limites a tus hijos

Sabado, 27 de Octubre de 2018 08:25
Visitas: 633Comparte en:

Los límites son normas, acotaciones o reglas que permiten ajustar las conductas de las personas. Sus funciones principales son la formación de la estructura de la personalidad, promover el autocontrol de los individuos y, contribuir al bienestar y a la buena convivencia social.

1. Hacer normas cortas

Al momento de establecer cualquier norma se debe evitar que ésta sea extensa, es decir, que a la hora de decirla no sea mayor a seis oraciones compuestas. Esto debido a que la capacidad de los niños de prestar atención es limitada y, en el caso de los adolescentes, la extensión puede desacreditar la norma.

Es recomendable procurar que los niños vean directamente a los ojos de sus padres y repitan la orden que se le ha pedido.

2. Hacer normas concretas

Se debe evitar que las órdenes sean confusas y ambiguas, ya que esto ayudará a contrarrestar los malos entendidos. Por ejemplo: “Quiero que levantes tus plastilinas y las metas aquí, posteriormente las vas a dejar en esta cajita que es la indicada para los juguetes”.

Es sugerible que los papás supervisen a sus hijos mientras realizan lo pedido.

3. Ser constantes

Evitar que las órdenes sean cambiantes, situación que ocurre con frecuencia durante los horarios asignados para ver televisión o usar el teléfono celular. Ante esto, es recomendable tratar de establecer horarios fijos y consistentes, pues la finalidad de los límites es crear hábitos.

4. Fijar normas realizables

Establecer límites razonables y con base en la edad; de lo contrario, se estarían exigiendo cosas que están por encima de sus facultades.

5. Buscar contención

Los padres debe buscar que los niños tengan un campo de acción donde se sientan seguros y puedan realizar el límite establecido. Por ello, es recomendable evitar que la represión se convierta en una forma de imponer normas o reglas.

6. Priorizar en las actividades

Ser selectivo en las batallas, es decir, priorizar los límites hacia una sola actividad (casa o escuela). Es sugerible que sólo se establezca un límite por semana, esto con la finalidad de que se pueda fomentar un hábito y, que con el paso del tiempo, sean menos las normas que se tengan que fomentar.

7. Evitar dar nalgadas

Si bien los golpes causan ciertas secuelas en las personas, el problema de imponer límites a través de las nalgadas es que quien las sufre sólo está aprendiendo por el dolor que éstas le causan y no por entender lo que se le está diciendo. Esta herramienta es poco eficaz para lograr establecer normas.

Edición: Gabriela Guedea

Grupo Radiza Chihuahua


Más de Tips