Sección Columnas

La Caldera

Jueves, 18 de Octubre de 2018 07:58
Visitas: 778Comparte en:

*PSICOSIS EN GOBIERNO

LOS DESPIDOS masivos en el Gobierno del Estado, están generando una psicosis en los servidores públicos, a tal grado, que ya ni quieren contestar los teléfonos, pues temen recibir la notificación de despido, en donde no importa si sean eventuales, de contrato, de base o antigüedad.

Hay un enojo colectivo por los despidos no anunciados, tampoco justificados o razonados, en donde se están dando de baja a personal calificado, con experiencia y especialistas en las áreas, pues todo queda a criterio de los secretarios, coordinadores del gabinete y los directores del gabinete ampliado y descentralizado.

El malestar mayúsculo, se presenta en quienes tienen mayor antigüedad y estaban a dos o tres años de conseguir su jubilación.

Es decir, a quienes dedicaron parte de su vida al servicio público y durante décadas construyeron su retiro, desde luego que no en estas condiciones.

El Gobierno del Estado, debería haber analizado otras alternativas, antes de enviar a la calles al 20 por ciento de sus trabajadores. Personas que representan familias; familias que quedan en shock y en desamparo.




*CHIHUAHUA AMANECE SIN MÚSICA

POR CIERTO que la ola de despidos pegó en una de las áreas socialmente más sensibles, en el programa Música en Mi Escuela, creado en el gobierno del Patricio Martínez y reforzado en los siguientes sexenios con el objetivo de desarrollar a niñez estudiantil en este arte y disciplina, pero además, para construir ciudadanos de bien.

Esta semana se les notificó a 50 maestros de música, localizados al sur de Estado que estaban despedidos, lo que motivó la cancelación del programa en esa zona, la “desaparición” de la orquesta juvenil de Saucillo y otras en la región.

Más de 30 años formando ciudadanía, a través del arte, fueron echados a la basura.

¿Cuánto le costaba al Estado?, no lo sabemos, lo que sí es de conocimiento público que, por ejemplo, si se elimina la estructura de la jefatura de gabinete, cuyas funciones y atribuciones le corresponden a la Secretaría General de Gobierno, pues habría suficientes recursos para la formación artística de los niños y adolescentes, lo que es fundamental en su desarrollo integral.




*LOS CHOCOLATES DEL COBACH

EN EL MISMO tema de educación en donde se dice que la directora general, Teresa Ortuño Gurza, tiene ya un pie fuera de la institución, sobre todo después de que publicó que los estudiantes de bachilleres, fueron los que le hicieron buena la carrera de la liberación, trae un broncón con miles de padres de familias, tras la imposición para la venta obligatoria de chocolates.

Resulta que a los alumnos o padres de familias, como se quiera ver, les han impuesto la venta desde 20 a 35 chocolates con un precio de 15 pesos son obligatorios, aunque nadie sabe a qué se destinarán los recursos obtenidos y menos quién es el proveedor de millones de chocolates en la entidad que se mercan vía los estudiantes.

Desde luego que padres de familia no aceptan la imposición, pues al final de día son quienes en realidad los pagan y bueno finalmente, es una cuota disfrazada del sistema bachiller, en donde los ganones no se conocen quiénes son y los paganos son lo padres de familia.




Tu opinión nos interesa, si tienes un comentario o algo que divulgar estamos para escucharte en
[email protected]





Más Columnas