Sección Internacional

Cárcel por grabar a empleada cayendo

Martes, 9 de Octubre de 2018 18:27
Visitas: 1138Comparte en:

Kuwait.- Un tribunal de la ciudad de Kuwait condenó a una mujer a 20 meses de cárcel por grabar a su empleada doméstica cuando se caía desde el séptimo piso sin intentar auxiliarla. Admitió que tomó imágenes de la caída para no ser culpada del incidente, pero subrayó que no pudo ayudar a la víctima.

En abril de 2017, se viralizó un video donde se puede ver a una mujer colgada de una ventana en un edificio, mientras se sujeta con una mano y pide ayuda; sin embargo, la persona que graba nunca intenta brindarle auxilio.

La mujer acabó cayendo al vacío y la cámara se acercó a la ventana y mostró como el cuerpo se estrelló contra un tejado.

La Fiscalía capitalina de Kuwait acusó a la mujer por grabar y publicar el vídeo sin permiso de la víctima y por nunca haberla auxiliado.

Fue la propia autora quien subió el video a redes sociales para, según ella, no “ser acusada de la muerte de su empleada, si moría”.

Declaró que la empleada doméstica, una etíope cuya identidad no fue revelada, intentaba suicidarse.

La mujer que logró sobrevivir la caída desde el séptimo piso dio una entrevista desde la cama del hospital donde negó la versión de su empleadora y aseguró que “no estaba tratando de suicidarme, estaba intentando escapar de la mujer que quería matarme”, declaró.

La señora me metió al baño y estaba a punto de matarme, sin que nadie lo viera, hubiera tirado mi cuerpo a la basura, así que en lugar de quedarme allí, intenté salvarme y fue cuando me caí”, relató la víctima.

El incidente reabrió el debate sobre el trato a los empleados domésticos en los países árabes, donde es habitual que las familias locales cuenten con varios de ellos a menudo en condiciones que las organizaciones de derechos humanos califican de “servidumbre por contrato”.

La Sociedad Kuwaití para los Derechos Humanos denunció que “no hubo cuidado por la vida” de la trabajadora y ha hecho un llamado para que se investigue lo ocurrido.

En Kuwait hay unos 600 mil empleados domésticos, en su mayoría mujeres, que han sufrido maltratos debido a la escasa protección que proporcionan las leyes de trabajo locales. Hay patrones que incluso les deducen de sus salarios el alojamiento y la manutención. Además, muchas de ellas son víctimas de “abusos físicos y verbales, acoso sexual y violaciones”.

Redacción: Ernesto García

Grupo Radiza Chihuahua



Más de Internacional