Sección Espectaculos

Confiesa que Cristian la llamó “fea"

Jueves, 13 de Septiembre de 2018 08:59
Visitas: 1149Comparte en:

Ciudad de México.- Sin imaginarlo, los años los volvieron a poner frente, pero al final la conductora no le expresó lo que realmente le hubiera querido decir

Por medio de su cuenta de Instagram, Atala Sarmiento sorprendió a sus seguidores con una foto suya en la que se le puede ver luciendo cuerpazo en traje de baño a sus 16 años.

En la publicación aparece Atala Sarmiento con un traje de baño completo color rosa con azul, dejando al descubierto que desde muy joven se caracterizó por ser atractiva, sin embargo, esto ella no lo supo debido a un cantante que le hizo creer lo contrario.

“Esta soy yo a los 16 años. Aunque era muy buena niña, mi adolescencia no fue tan sencilla y, para colmo, un famoso cantante “golpeó” mi autoconfianza”, escribió en la publicación.

Para aclarar dicha situación que afectó su adolescencia, la conductora de espectáculos compartió más de dicha etapa en su vida.

“Mi adolescencia no fue tan sencilla. Mis padres estaban en pleno divorcio y yo me sentía poco agraciada, era introvertida y tímida, pero no rebelde. A los 15 años me refugiaba en el ballet, películas viejas y música clásica. Mientras todos querían ir al antro a divertirse, yo en el fondo prefería quedarme en casa a ver Lo que el viento se llevó o Casablanca. Mi grupo de amigos era fiestero y siempre había planes para salir en banda. No lo decía, pero la gran mayoría de esas veces en el antro, yo no lo disfrutaba como ellos”, relató.

Posteriormente, gracias a su hermana Nuria y Lara, su mejor amiga de la infancia, Atala decidió acompañarlas a un café ubicado al sur de la Ciudad de México, sin imaginar que ahí encontrarían a una persona que les diría algo poco agradable.

“Ahí estábamos las tres adolescentes insoportables con caras de “nadie nos merece”. De pronto, haciendo mucho escándalo, se bajó de un Ford, Grand Marquis un chavito rubio de ojos verdes haciendo alarde de su entrada con unas rosas en la mano. Todos lo saludaban y le festejaban la llegada y él, claramente, se dejaba querer flotando en su nube. Imperturbable vino directo a nuestra mesa haciendo gala de su experiencia en la conquista a pesar de su notable corta edad.”

“Con rosas en mano intentó coquetearnos, sin durar más de 30 segundos, porque ninguna de las tres le hicimos caso. Así que él, muy ardido, después de no dejarlo sentar en nuestra mesa, respondió letalmente:” “Pues mejor, porque ¡están bien feas!” y se alejó a intentarlo con otras”, explicó.

Redacción: Daniela Estrada

Grupo Radiza Chihuahua


Más de Espectaculos