Sección Internacional

Padre y hermanos le sacan los ojos

Jueves, 17 de Mayo de 2018 09:49
Visitas: 2825Comparte en:

Pakistán.- Un hombre sufrió un brutal ataque de parte de su padre y hermanos, al someterlo para sacarle los ojos utilizando una cuchara por querer casarse con una mujer de su elección, en Pakistán.

Abdul Baqi, de 22 años, residente de Nasirabad, un poblado en la provincia de Balochistan, en Pakistán, le dijo a su familia que quería proponerle matrimonio a su novia.

Dost Muhammad, el padre de Baqi, de 70 años, no lo permitiría, y con los cuatro hermanos de la víctima, Abdul Ghani, Abdul Sattar, Abdul Rehman y Abdul Karim, lo sometería para torturarlo de una manera inimaginable.

Mientras los cuatro hijos sometían a Baqi, el padre usaba una cuchara para sacarle los ojos.

La madre de Baqi no pudo entrar a la habitación donde los cinco agresores se encerraron para cometer su atroz crimen, así que no pudo intervenir mientras con un cuchillo lo sometían para sacarle los ojos como “castigo”.

La víctima, quien se encuentra internada en el Centro Médico Jinhad Post Graduate en Karachi, reveló los hechos: “le pedí a mi padre y a mis hermanos que me dejaran casarme con una mujer con la que había estado teniendo una relación. Mi padre accedió en un inicio, y tres horas más tarde me llevó a un cuarto con mis hermanos donde me ataron y me sacaron los ojos”.

“Les seguía gritando preguntándoles qué hacían, pero no escucharon mis plegarias”, dijo la víctima a Daily Mail.

Baqi relató cómo ocurrieron los macabros hechos: “Mi padre usó la parte trasera de una cuchara para sacarme el primer ojo. Vi mi ojo colgando de su cavidad, y luego usó un cuchillo para cortar las venas.

“Cuando sacaron el primer ojo, les pedí que ya me dejaran, pero no me escucharon y procedieron a quitarme el segundo ojo.

Después de que terminaron, les rogué que me mataran, pero me respondieron que no lo harían para dejarme ser un ejemplo entre los demás muchachos de la aldea”.

Vecinos informaron a otros hermanos de Baqi sobre los espantosos hechos que ocurrían en casa. Ellos fueron los que se apresuraron a llevarlo al hospital de la comunidad, donde rápidamente fue transferido a uno más grande en Karachi.

En el centro médico, doctores confirmaron que Baqi no podría volver a ver nunca más en su vida.

Abdul Gaffar, de 24 años, uno de los hermanos que no formó parte de la tortura, reveló que no estaba en casa cuando ocurrieron los hechos, pero fue informado por sus vecinos que le llamaron para decirle que “algo estaba pasando en su casa”.

“Me apresuré a volver y no podía creerlo cuando vi a mi hermano llorando del dolor. No tenía dinero en casa pero algunos amigos y vecinos me ayudaron a conseguir lo suficiente para llevarlo al hospital. Al primer hospital donde lo llevamos, unos doctores tenían esperanza de que pudieran salvar uno de sus ojos, pero al llegar al de Karachi nos dijeron que no sería posible y que nunca volvería a ver”, relató.

El incidente fue reportado a la policía, y ahora el padre y dos de los hermanos implicados están detenidos.

Otros dos hermanos se encuentran prófugos.

En Pakistán la institución del matrimonio sigue siendo un concepto de alianzas entre familias. Los matrimonios por amor son extremadamente raros pues para muchos son una deshonra.

Edición: Emmanuel Martínez

Grupo Radiza Chihuahua


Más de Internacional