Sección Tips

¿Vives con el temor a que se enoje?

Sabado, 28 de Octubre de 2017 07:17
Visitas: 945Comparte en:

Este artículo está dedicado a las personas que sufren en su relación y que constantemente están con el temor de que su pareja explote, esto puede suceder ya sea un cónyuge, un familiar, o un amigo.

El conocimiento da el poder de entender y resolver, por eso, les comparto el libro de Mason Paul, T. M.S., y Randy Krager, titulado: Stop Walking on Eggshells: Taking Your Life Back When Someone You Care About Has Borderline Personality Disorder (Deje de caminar sobre cascarones de huevo), tome el control de su vida, cuando alguien a quien usted ama padece el Trastorno Limítrofe de la Personalidad).

Las personas que padecen el Trastorno Limítrofe de la Personalidad (T.L.P.), nos recuerdan que: ambos, el paciente con T.L.P. y el que no la padece, deben responsabilizarse por la parte que les corresponde a cada uno en la relación.

El valor de las personas que padecen T.L.P. es una inspiración, su tolerancia y compasión, proporcionaron luz a lo largo del camino, para comprender, perdonar y curar.

Frecuentemente, asiste a consulta el familiar afectado, hijos, cónyuge, novio(a), y lo que escuchamos es:

¿Por qué un momento me ama y al siguiente me desprecia y me dice que soy el causante de sus problemas? Al principio, estaba segura y consciente que yo no me merecía ese trato, pero luego, al paso de los años, empecé aceptar su realidad: yo era despreciable y todo era mi culpa. Aún después que la relación terminó, yo continué sintiéndome sin confianza y con baja autoestima, así que empecé a ver a un terapeuta.

Podemos observar dos tipos de relaciones con la persona T.L.P.:

1. Los que la eligen. Pueden decidir separarse pensando en el bienestar de sus hijos, con el sufrimiento de perder el amor de su pareja.

2. Los que tienen lazos consanguíneos. Aquellos que les unen lazos consanguíneos, les causa remordimientos y culpa el pensar separarse. Generalmente se observan que existen bandos dentro de la familia y el temor a que los hijos la padezcan.

“Pase quince años de matrimonio, preguntándome, preocupándome qué era lo que me quería de mí…. Dudé de mí mismo y sufrí sin saber la verdad, hasta que un día lo descubrí, es el T.L.P.”

Rasgos de Trastorno Limítrofe de la Personalidad:

*Proporcionado por los familiares no afectados de T.L.P., pertenecientes al grupo de Internet: http://members.aol.com/BPDCentral, tomado del libro antes citado.

1.- ¿Alguien a quien tu amas te está causando mucho sufrimiento?

2.- ¿Te encuentras ocultando tus pensamientos y sentimientos, porque temes a la reacción de la persona o porque simplemente no vale la pena la horrible pelea o la herida en los sentimientos que le seguirán?

3.- ¿Sientes que cualquier cosa que digas o hagas será malinterpretada y usada en contra tuya? ¿Eres culpado y criticado por todo lo malo en la relación, aún y cuando no tenga sentido lógico?

4.- ¿Eres el foco de intensa, violenta e irracional ira, y se alterna con períodos en donde la otra persona actúa perfectamente normal y amorosa?

5.- ¿Te sientes manipulada, controlada y engañada en ocasiones? ¿Te sientes víctima de chantajes?

6.- ¿Sientes que la persona que amas te ve en ocasiones todo bueno y en ocasiones todo malo, sin mediar, y sin que exista una razón para el cambio?

7.- ¿Sientes temor de pedir en la relación, porque te contestará que eres muy demandante, o que hay algo mal en ti? ¿Te dice que tus necesidades no son importantes?

8.- ¿Devalúa o niega tus puntos de vista? ¿Sientes que las expectativas que tiene de ti siempre están cambiando de tal modo que tu no puedes hacer nada bien?

9.- ¿Te acusa de haber hecho cosas que jamás has hecho y de decir cosas que nunca has dicho? ¿Te sientes mal interpretado, y cuando tratas de explicar la otra persona no te cree?

10.- ¿Constantemente está siendo abandonado? ¿Y cuando usted trata de dejar la relación, constantemente le previene en una gran variedad de formas (declaraciones de amor y promesas de forma explícita o implícita).

11.- ¿Dedica mucho tiempo en la planeación de eventos debido al malhumor, impulsividad o imprevisibilidad? ¿Usted justifica su comportamiento o intenta convencerse de que todo esta bien?

12.- Ahora mismo esta pensando: “No tenía idea de que alguien pudiera pasar por esto”. Si muchos de estos comentarios le son familiares, le tenemos noticias: usted no esta loco. Y no todo es su culpa.

Estas cosas le están sucediendo debido a que la persona con la que convive tiene rasgos del Trastorno Limítrofe de la Personalidad (T.L.P.).

Las personas con T.L.P., tienen las mismas emociones que las demás personas. Hacen lo mismo que las demás personas hacen o les gustaría hacer.

La diferencia es que ellos sienten las cosas más intensas, actúan de maneras más extremas, y tienen dificultades en regular sus emociones y conducta. El T.L.P., no causa diferente comportamiento, pero se va a los extremos.

Pensamientos del T.L.P.

1.- ¿Alterna entre el punto de vista de que la gente es como impecable o malo? ¿Tiene dificultad de recordar las cosas buenas sobre un persona, y ve solo el papel de bandido? ¿Encuentra imposible de recordar algo negativo sobre esta persona cuándo la ve en el rol de héroe?

2.- ¿Alterna puntos de vista de que están totalmente con él o en su contra?

3.- ¿No pueden aceptar su error? ¿Y sienten que todo lo hacen mal?

4.- ¿Basan sus creencias en sentimientos en lugar de hechos? ¿No observan el efecto de su comportamiento en los otros?

Sentimientos que pueden indicar el T.L.P.

1.- ¿Se sienten abandonadas a la más mínima provocación?

2.- ¿Tiene sentimientos que extreman en malhumor en ciclos rápidos? (Puede cambiar en minutos u horas).

3.- ¿Tiene emociones tan intensas que es imposible poner las necesidades de otros, aún las de sus propios hijos, delante de las suyas?

4.- ¿Te sientes desconfiado y sospechas la mayor parte del tiempo?

5.- ¿Tienes mucha ansiedad o irritabilidad la mayor parte del tiempo?

6.- ¿Te sientes vacío?

7.- ¿Te sientes ignorado cuando no eres el centro de atención?

8.- ¿Expresas ira inapropiada o tienes dificultad expresando la ira?

9.- ¿Sientes que no te da suficiente amor, afecto o atención?

Comportamientos que pueden indicar el T.L.P.

¿Tienen problemas para respetar los límites de otros? ¿Tienen dificultades para conocer sus propios límites?

Innecesariamente, ¿crean crisis o viven en forma caótica? ¿Actúan inconsistentemente o impredecible? ¿Alternan entre querer cercanía y crear distancia? (por ejemplo inician una discusión para distanciarse cuando todo va bien, o rompen una relación y luego desean regresar).

¿Aisla a las personas de su vida por asuntos que sobrevalora o son triviales?

¿Actúa competente y controlado en algunas situaciones y en otras está fuera de control?

¿Verbalmente abusa de otros criticándolos y culpándolos hasta un grado brutal?

¿Actúan verbalmente abusivos con personas que conocen muy bien, mientras se comporta encantador frente a otros? ¿Puede cambiar de un lado al otro en segundos?

¿Actúa aparentemente controlado, para conseguir tener cubiertas sus necesidades?

¿Hace o dice algo inapropiado cuando se siente ignorado para llamar la atención de los demás?

¿Acusa a los demás de hacer cosas que no hacen, de tener sentimientos o creencias que no tienen?

Las personas que aman a alguien que padece el T.L.P., se quedan pasmados cuando se enteran de que el Trastorno Límite de la Personalidad está en la raíz de toda esta conducta errática, hiriente y confusa. Los autores llaman a este momento El efecto de la iluminación.

Acusar a los demás de las desgracias propias es la vía de la ignorancia; acusarse a sí mismo significa comenzar a entender; dejar de acusar a los demás y a uno mismo, es la vía de la sabiduría.

Para pelearse hacen falta dos, lo mismo que para dar por zanjado una relación amorosa, independientemente de quien culmine el gesto definitivo que ratifica el fin.

Y aunque ninguno sea culpable del todo, cada uno tiene su buena dosis de responsabilidad. A quien sufre una relación sentimental le cuesta digerir este concepto. Sin embargo, la mayoría de las veces, incluso en casos de clamorosa infidelidad, puede observarse una complementariedad entre los dos elementos de la pareja, origen de tal comportamiento indecoroso.

En otras palabras: lo verdaderamente relevante es que, aunque en una relación sentimental las responsabilidades no se distribuyan a partes iguales, siempre existe una interacción complementaria.

Las víctimas crean sus propios verdugos, al igual que los tiranos crean a sus sometidos en un juego de relaciones tipo Síndrome de Estocolmo.

Así pues, intentar perseguir a un presunto culpable es tan engañoso como que uno de los dos asuma la total responsabilidad de lo que ocurre.

Lo que observamos son complementariedades disfuncionales en las relaciones de pareja. El hecho de detectar y castigar al presunto mayor responsable, no resuelve el problema en absoluto; todo lo contrario, la mayoría de las veces lo complica aun más, pues el supuesto culpable se convierte en víctima del castigo.

Lo que se pretende a través de la psicoterapia es cambiar la dinámica de complementariedad disfuncional, a través de sus recursos para conseguir un cambio constructivo.

Lic. Rosario González F.

Edición: Eduardo Luna

Grupo Radiza Chihuahua


Más de Tips