Sección Tips

Cuidado ¿Tu pareja tiene mamitis?

Miercoles, 3 de Mayo de 2017 08:13
Visitas: 1808Comparte en:

“Mamitis” es una palabra que da miedo y no es para menos. Es el término que damos a ese apego excesivo de un hombre o una mujer hacia su madre, una relación que está incluso por encima de la pareja y que puede marcar el fin de la relación ¿Qué señales se dan? ¿Por qué ocurre? ¿Cómo romper ese ciclo dañino? Hoy te comparto esas respuestas.

2. Necesita la aprobación de su mamá

Para cualquier decisión, antes pide la opinión de su mamá.

3. Es inmaduro o inmadura

Se niega a crecer. No terminó de criarse, tuvo a la mamá siempre para resolverle los problemas.

4. Siempre pone de ejemplo a la mamá o hace comparaciones

“Mi mamá no hace así la sopa”, este tipo de frases te hacen sentir inútil sintiéndote siempre en competencia con tu suegra.

5. Excesiva atención a su mamá

Si le reclamas por eso, te tacha de incomprensivo (a). “No es posible que trates así a mi mamá, ¿qué no ves que está enferma?”

Hay varias conductas que dan pie a la “mamitis” pero las dos más comunes son:

1.- Sobreprotección

La mamá ha decidido todo por su hija o hijo y lo ha cuidado hasta de lo que no había necesidad como un deporte, una mancha en la ropa, comida que no le gusta, no permite ni que le dé el aire prácticamente.

2.- Son el apoyo de mamá

Quizá el padre se ausentó y el hijo o la hija fueron el apoyo de la madre, su compañía y olvidaron que eran sólo hijos. En estos casos es común que la madre chantajee o haga sentir culpables a sus hijos, dicen que ya no les ponen atención por estar con la pareja o que sin ellos se quedarán solas…olvidan que los hijos están para dejar el nido, para hacer una vida propia.

¿Sientes que tu pareja tiene mamitis? Entonces aquí mis recomendaciones para ponerle fin al problema:

1.- Plantea el problema

Dile a tu pareja que respetas a su mamá pero que no quieres competir con ella, de hecho, no hay competencia, no se trata de ver quién es mejor o peor.

2.- No le conviertas en tu rival

No hables mal de ella, no digas la frase “o tu mamá o yo” y mucho menos te pongas en ese plan porque podrías perder.

3.- Habla de tu suegra con respeto

Evita los chistes clásicos de suegras porque lastiman a tu pareja. También evita frases como “Ay, ¿quiere que le traiga la comidita su mamá en la boquita también?”

4.- Sé astuto (a) cuando quiera consultar algo con su mamá

Mantén la calma y hazle ver que no es necesario, pregúntale a tu pareja si no pueden tomar la decisión entre tú y él o ella, la idea es que se demuestre madurez.

5.- Apoyo psicológico

Esto en caso de que los puntos anteriores no hayan funcionado

Evita confrontar directamente a tu suegra, tu pareja le conoce mejor y es posible que lo que has guardado de molestia salga y haga el problema más grande, además es su trabajo poner los límites que se necesitan.

Es importante considerar que cuando te casas y formas una familia, tu familia prioritaria son tu esposa o esposo y tus hijos, obviamente sin despreocuparte de tu mamá (o tus papás si ambos viven) porque es quien te formó, ánimo. Hasta la próxima.

Edición: Eduardo Luna

Grupo Radiza Chihuahua


Más de Tips