Sección Columnas

La Caldera

Martes, 11 de Abril de 2017 21:54
Visitas: 1054Comparte en:

*SE CAYÓ NACHO, VA EL OSO

EN NOMBRAMIENTO o la designación del Auditor Superior del Estado, Ignacio Rodríguez, es un nuevo frente polémico, como muchos que actualmente están en el ambiente político estatal y que parecen telenovelas de los setentas, en donde el final se eternizaba.

Los posicionamientos de los autores, están no solamente encontrados, sino radicalizados. Nachito dice que no se va porque se le eligió dentro del marco de derecho; el coordinador de la fracción mayoritaria del Congreso, (del PAN), Miguel Latorre, asegura que no hay forma de dar marcha atrás; el Poder Ejecutivo, rechaza el nombramiento y más aún, no lo publicará en el Periódico Oficial del Estado, por lo tanto no será oficial.

De entrada, los Poderes Ejecutivo y Legislativo en este momento están enfrentados, pese a que pertenecen a un mismo partido, más a no al mismo grupo al interior de Acción Nacional.

La distancia es sana, es más siempre debería ser así, pero no sólo en un tema, en donde hay una disputa interna de grupos, con intereses específicos y no generales, como la democracia supondría.

Nachito no se va a ir si no le dicen que se vaya; el Congreso no lo va a destituir y el gobernador Javier Corral, de facto lo ha vetado. ¿Entonces que va a suceder?, es lo que todos nos preguntamos.

Una posibilidad es que algunos de los contendientes a la Auditoría Superior del Estado, incluso cualquier particular, se inconforme y recurran al Amparo; se les puede conceder o no, eso ya es cosa de la justicia federal.

Mientras este escenario es real y se puede convertir en estrategia del Ejecutivo, la dirigencia estatal del PAN, afín al gobernador Corral, puede llamar a cuentas a su coordinador de la fracción y hasta destituirlo (es facultad del partido) y recomponer la idea original, que hasta ahora favorece Armando Valenzuela.




*TIEMBLA EN EL IEE

EN EL INSTITUTO Estatal Electoral, el más nervioso es su presidente, Arturo Meraz, quien originó todas las broncas, pues no reportó la supuesta ilegibilidad de Rodríguez, por su presunta dirigencia partidistas y la candidatura como suplente de diputado.

A Meraz le puede esperar, algo similar al proceso de destitución que le ocurrió a Rodolfo Leyva Martínez en la presidencia del Ichitaip, aunque claro, las broncas tienen diferente origen.

No obstante, se ve muy complicado que desde Palacio de Gobierno, se deje pasar el yerro que está convulsionado a los principales autores del Partido Acción Nacional.



*ZABRE A LICONSA

AUNQUE no se ha oficializado, se ha corrido la versión de que el ex jefe policiaco en la administración de José Reyes Baeza Terrazas, Gustavo Eduardo Zabre Ochoa, regresa a la función pública y nada menos a Liconsa, una de las subdivisiones, más importantes de la poderosa Secretaria de Desarrollo Social.

Zabre Ochoa, forma parte del grupo de Reyes Baeza, hoy por hoy, de los mejores posicionados (como grupo) en el Estado de Chihuahua.

La llegada de Gustavo Zabre, representa otra posición en delegaciones federales, para el ex gobernador, quien ya tiene en la bolsa por lo menos a por lo menos una media decena.



Tu opinión nos interesa, si tienes un comentario o algo que divulgar estamos para escucharte en [email protected]





Más Columnas