Sección Tips

Alimentos que ayudan a depurar el cuerpo en año nuevo

Martes, 3 de Enero de 2017 08:57
Visitas: 1236Comparte en:

Tras varios días de excesos culinarios y descontrol de horarios llenar la nevera con alimentos depurativos ayudará al cuerpo a que se recupere del castigo (en forma de toxinas acumuladas) al que ha sido sometido.

Las dietas depurativas ayudan a eliminar las toxinas acumuladas tras consumir alimentos menos saludables y más altos en grasa, sodio y azúcar. El hígado y el riñón son los que más sufren estos excesos, por lo que los siguientes 10 alimentos son ideales para aliviar los efectos de las comilonas y el descontrol de horarios.

Limón. Tiene una gran capacidad para ayudar a mantener un PH saludable en el cuerpo, así como para eliminar toxinas y bacterias. Se puede incluir en la dieta como aliño de ensaladas o tomarlo por la mañana exprimido en una taza de agua templadas.

Hinojo. Favorece la digestión, reduce la hinchazón del abdomen y alivia los cólicos abdominales. Es diurético y favorece la eliminación de líquidos. A la hora de tomarlo, se aconseja consumir el cogollo del hinojo en ensaladas o añadirlo a estofados o platos de legumbres. propiedades diuréticas, favoreciendo la eliminación de líquidos.

Alcachofa. Es depurativa y ayuda a limpiar el hígado gracias a sus ácidos grasos, sus vitaminas y enzimas. Además, es un alimento cuya preparación es sencilla y gusta mucho salteada con taquitos de jamón o con almejas.

Piña. Es diurética, mejora la circulación linfática y combate la celulitis. Destaca por su alto contenido en cobre y manganeso, minerales importantes en el proceso depurativo.

Frambuesas. Rica en fibra, minerales y antioxidantes, tiene un alto contenido en agua, pocas calorías y potasio en buena cantidad. Favorece la desintoxicación del hígado y destaca su capacidad drenante y antiinflamatoria. A la hora de tomarlas, son más saludable consumidas enteras que en zumo.

Té blanco. Es una de las infusiones que no deben faltar en un proceso depurativo, pues es uno de los tés menos procesado, lo que hace que contenga más nutrientes. Destaca por sus polifenoles y sus catequinas que ayudan a combatir los radicales libres y reducen el colesterol.

Brócoli. Rico en antioxidantes como las vitaminas C, E y betacaroteno, con alto poder anticancerígeno, detoxificante y anticelulítico, también es alcalinizante, regulador del PH, antiinflamatorio y bueno para el sistema digestivo.

Jengibre. Tiene propiedades desintoxicantes, mejora la digestión, ayuda a disminuir los niveles de colesterol, previene resfriados y contribuye a reducir los coágulos sanguíneos. Además, posee un compuesto que se llama gingerol que actúa como antiinflamatorio natural. Favorece la pérdida de peso ya que optimiza la combustión de grasa (lipolisis) y aumenta la velocidad del metabolismo.

Ajo. Tiene efecto antibacteriano, antifúngico y antiviral. Es más potente cuando se come crudo y se conserva almacenado en un ambiente seco y fresco.

Cilantro. Ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre, contiene propiedades antibióticas, baja los niveles de colesterol malo en sangre y promueve la salud de los ojos por su riqueza de nutrientes. Puedes picarlo en salsas, ensaladas y sopas o añadirlo en un zumo verde o detox.

Edición: Eduardo Luna

Grupo Radiza Chihuahua


Más de Tips