Sección: Tips

Consejos para no malcriar

Miercoles, 14 de Marzo de 2018 08:30
Visitas: 2108Comparte en:

El amor no tiene límites, ¿no es cierto? Depende. Si quieres criar a niños bien educados, tendrás que establecer algunas reglas básicas. Sigue estos siete consejos para cortar el mal comportamiento de raíz:

1. Establece límites claros y sencillos

Piensa lo siguiente: Al establecer normas que no dejan lugar a dudas, te ahorras algunas discusiones más adelante. Presta atención a lo diferente que suena decir "Bueno, sí puedes comerte una galletita..." (tu niño ahora tiene la esperanza de que dentro de poco se podrá comer otra) y decir "Te puedes comer una galletita, pero luego no me pidas más. Con ésta basta".

2. Cuando impongas un límite, obedécelo a toda costa

Si dices "uno", tiene que significar uno, y no uno y medio ni dos. A todos nos ha pasado que le hemos dicho a nuestro hijo que solo se puede comer una galleta y al rato le permitimos que se coma otra.

Piensa en el efecto de tus acciones a largo plazo. Tal vez realmente no haya ningún problema en que se coma solo una galletita más, "solo esta vez", pero una vez que te contradices, tu niñito aprende que mamá dice que no, y más tarde cambia de idea.

3. Nunca te rindas ante sus súplicas

Esta regla es muy sencilla: Una vez que das el brazo a torcer, le has enseñado a tu niño que lloriquear da resultado, ¿verdad?

4. Haz que tu hijo te convenza

Si tu niño quiere ver la televisión y no estás segura de que debas dejarlo, exígele un buen motivo para que se lo permitas. ¿Quiere ver su programa favorito? Si te explica que ya ha terminado la tarea y ha recogido su habitación, seguro que no te importará decirle que sí.

5. Exige que cumpla con sus obligaciones antes de jugar

No le haces ningún favor al ser demasiado permisiva. Los estudios indican que cuando los padres exigen que sus hijos cumplan sus tareas y obligaciones, los niños desarrollan mejor su capacidad para tolerar frustraciones.

Aunque solo tenga dos o tres años, tu niño ya puede ayudar con las tareas domésticas, recogiendo sus juguetes o ayudando a limpiar algo que él haya ensuciado, por ejemplo.

6. No temas decepcionarlo

Lo peor para una mamá o papá es ver llorar a su niño, pero trata de no darle todo lo que quiere. Además, los estudios indican que al aprender a aceptar pequeñas desilusiones tu niño irá desarrollando importantes mecanismos que le ayudarán a sobrellevar situaciones de estrés emocional más adelante.

7. Deja que se esfuerce por conseguir lo que quiere

Muchos expertos piensan que malcriamos a los niños cuando les facilitamos demasiado las cosas, y con eso les enseñamos a no darles su debido valor. Si tu niño quiere una bicicleta nueva, por ejemplo, propón un sistema de recompensas a través del cual el niño vaya sumando puntos cada vez que se porte bien, para ganarse la bicicleta cuando alcance una cantidad determinada de puntos.

Edición: Eduardo Luna

Grupo Radiza Chihuahua


Más de Tips