Sección: Internacional

Come un caracol, queda tetrapléjico

Martes, 13 de Marzo de 2018 16:26
Visitas: 2235Comparte en:

Australia.- Ballard, un joven jugador de rugby de Sydney, era un "valiente", un espíritu libre "rudo y revoltoso", dijo su madre . Así que cuando la criatura se arrastró sobre una mesa en una fiesta en 2010 y sus amigos lo desafiaron a comérsela, su hijo aceptó el desafío, dijo.

“Veinte años de edad, los amigos, el vino tinto, el alcohol, una babosa se arrastró sobre la mesa, alguien bromeó sobre un reto,” Katie Ballard dijo a los medios locales de Sydney en una entrevista el año siguiente.

Pero después de tragar la babosa, Ballard contrajo un gusano pulmonar de ratas - un gusano parásito ( Angiostrongylus cantonensis) que vive en los roedores y pueden pasar a los caracoles y babosas, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades . Estos gasterópodos pueden transmitir el gusano a los seres humanos.

En un giro inusual y trágico, el parásito cerebral se alojó los bastante en Ballard, poniéndolo en estado de coma durante 420 días y dejándolo paralizado por completo, en estado tetrapléjico.

"Estaba devastado, cambió su vida para siempre, cambió mi vida para siempre", le dijo su madre a 7 News Sydney en 2011. "Es enorme. El impacto es enorme ".

Ballard, cuya madre dijo que una vez su hijo pareció "invencible", ahora es un tetrapléjico de 28 años.

Él sufre de convulsiones, come y respira a través de los tubos, y requiere cuidado constante, que la familia está luchando para pagar. Un periódico australiano informó que la familia solicitó un gran paquete de discapacidad, valorado en unos $ 383,000 dólares según el Esquema Nacional de Seguro de Discapacidad de Australia en 2016.

En 2011, Katie Ballard escribió en Facebook que su hijo era el mismo Sam de siempre y que ella creía que él hablaría y caminaría de nuevo. Ahora, la familia está luchando solo por mantenerlo con vida.

Edición: Emmanuel Martínez

Grupo Radiza Chihuahua


Más de Internacional