Sección: Tips

¿Como dejo de pensar en mi ex?

Domingo, 8 de Octubre de 2017 11:37
Visitas: 986Comparte en:

PENSAR EN NO PENSAR YA ES PENSAR

Cuando una persona medita e intenta poner la mente en blanco se suele dar con la sorpresa de que es imposible no pensar.

Buda comparaba nuestra mente con un mono borracho que se mueve sin parar de un pensamiento a otro.

Hagamos un ejercicio: “Durante los próximos 10 segundos te pido que no pienses en una torta de chocolate” …

¿Lo lograste?

El ejercicio no solo se vuelve imposible de realizar sino que termina siendo esclarecedor, pues nos permite entender cómo trabaja nuestra mente.

Cuando nos damos una orden en negativo, por ejemplo: “no pienses en él”, nuestro cerebro actúa como si no entendiera el “no”, por lo cual terminamos haciendo/pensando aquello que evitamos.

El problema es que tendemos a darnos constantemente estas instrucciones negativas y paralizadoras, te pongo algunos ejemplos cotidianos:

No te estreses

No te comas el chocolate

No estés nervioso

No tartamudees

No pienses en ella/él

Entonces, si no podemos evitar pensar en nuestro ex ¿Qué podemos hacer?

Nos han inculcado:

Cuando quieras pensar en algo: Concéntrate. Cuando no quieras pensar en algo: Distráete. Sin embargo, a veces esta regla nos puede jugar en contra, sobretodo si entendemos el distráete como sinónimo de “desocúpate”, pues la clave está justamente en ocupar la mente.

Mark Beyebach, profesor de psicología de la Universidad de Salamanca, nos indica: En vez de prohibir algo a nuestra mente, debemos pedirle lo contrario o indicarle una alternativa en la que se ocupe.

Al terminar la sesión acordé con Ana en que se daría un tiempo diario para pensar en su ex, pero en un horario y tiempo que ella eligiera, de esta manera pensaría en él pero ejerciendo un leve control sobre su pensamiento.

¡Lo sorprendente fue que conforme Ana se forzaba a pensar en su ex, menos ganas de pensar en el tenia! Por lo que poco a poco empezó a pensar en otros temas hasta que, sin darse cuenta, ya no lo tenia más en su mente.

Dando un giro de 180 grados y empezando a pensar en lo que no deseaba, Ana logró volver a tener el control y aunque no existen recetas únicas para nuestros problemas -a veces- y como dice la famosa estratagema China: “Se puede apagar el fuego echando leña a la hoguera”

Edición: Emmanuel M.

Grupo Radiza Chihuahua


Más de Tips